Cuidado y mantenimiento

Nuestros capazos de palma son resistentes de manera natural y fáciles de cuidar.

Si el mismo se manchara, simplemente frote con un paño humedecido en agua, o en su caso con un poco de jabón suave, también puede usarse un cepillo suave. Si se aplastara o perdiera la forma, restablezca con la mano y rellénelo con un cojín o algo con volumen hasta que recupere su forma original.

No lo guarde húmedo nunca. Después de ser lavado debe dejarse secar completamente antes de guardarlo o podría enmohecerse.

Este proceso puede repetirse tantas veces como se deseé, el color de la palma puede variar con el tiempo a causa del sol, ya que esta realizado con fibras naturales.

El cuero puede limpiarse con un paño húmedo o con algún producto especial para este, deje secar completamente antes de guardar.

Si tiene cualquier duda, por favor no dude en contactar con nosotros aquí.